lunes, 8 de noviembre de 2010

Música chicha

Un fervor conocido por muchos, valorado por algunos, y desprestigiado por ciertos sectores en el Perú, es deseoso y incandescente este fenómeno que llama multitudes, llena estadios y renvalsa alegría y oculta el dolor transformándolo en pasión. Es lo que denota la música CHICHA, en pueblos populares, en comunidades alejadas de la capital, en los caseríos olvidados o en los barrios. La variedad de las canciones supieron demostrar la Lima chola, migrante y trabajadora[1].

Sin embargo, este hecho venía surgiendo a partir de los años 40, cuando se instalan en la capital las primeras oleadas de migrantes[2], debido a la fuerte centralización que denotaba el Estado en ese entonces- existente hasta hoy- con la ocupación masiva de lima, desarrollando los barrios marginales, los (pueblo jóvenes)[3]. Pero, lo que representaba este género musical era principalmente producto de un encuentro de matrices culturales, local y global; entre estos estaban los géneros huayno mestizo, la cumbia colombiana y ritmos cubanos[4]. En los 70, con el poder de los gobiernos militares reformistas, el Estado se abocó a la promoción de este género y a lo vernacular[5].

Letras que acompañaban un sentir personal y necesario de expresar, la marginación toma un rumbo consecuente en esta situación, ya que, con el tiempo, se asociaba a la música chicha con lo marginal o grotesco: era considerada básicamente como música  o término que señala el mal gusto o la improvisación de provincianos, muy  a pesar de tener una matriz tropical[6]. Sin embargo no era del todo falso, ya que este género era  sinónimo de manifestaciones de violencia y peleas entre los mismos fanáticos que muchas veces terminaban en batallas campales; esto estigmatiza a los “chicheros” como gente de mal vivir[7]. Este término ha tenido una connotación despectiva, siendo menospreciada y considerándola diversión para gente “maleada” o “achorada”, asociándola no solo con la música en si, sino, con un determinado tipo de personas social y culturalmente cuestionadas[8]. Esta connotación hace referencia a lo anterior mencionado con los pueblos jóvenes y barrios marginales. Sin embargo, este fenómeno había sido advertido por antropólogos entre ellos Degregori, quien describió a la música chicha como una expresión de un fenómeno cultural que tenía que ver con las nuevas presencias andinas en la capital. Se llenaba estadios, rebalsaban coliseos y conciertos con la infaltable cerveza que combinaría perfectamente en el consumidor de este género. Ya con el tiempo fue adquiriendo nuevas formas, que se abordaron al público consumidor como la “tecnocumbia”. Solo el nombre de género ha cambiado, pero los orígenes son los mismos. Hasta hoy se mantiene y crece el fervor “chichero” con diversos representantes, que se dejan escuchar ya no solo en radios exclusivas del género, sino también, en radios multifacéticas según el gusto del consumidor.

Bibliografía

  1. BAILÓN, Jaime, 1993, “Consu-mis-ma Chicha”, en
Perfiles N°3, Universidad de Lima, Perú.

  1. Hurtado, Wilfredo  Chicha peruana: Lima: ECO, 1995.

  1. DEGREGORI, Carlos Iván 2000 La década de la antipolítica. Auge y huida de Alberto Fujimori. Lima: Instituto de Estudios Peruanos.

  1. VICH, Víctor “borrachos de amor”: las luchas por la ciudadanía en el cancionero peruano, JCAS Occasiona Paper no 15 2003

  1. BAILÓN, Jaime, 2004, “La chicha no muere ni se destruye, sólo se transforma. Vida, historia y milagros de la cumbia peruana”, en ÍCONOS No. 18, Flacso-Ecuador, Quito, pp. 53-62.

6.    PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DEL PERÚ (2002) III ENCUENTRO IBEROAMERICANO DE ECONOMIA POLITICA DE LA COMUNICACIÓN (consulta 5 de octubre) (http://www.macareo.pucp.edu.pe/.../Ponencia%20Sevilla.doc)


[1] Cfr.Vich 2003: 4
[2] Cfr. Hurtado 1995: 7
[3] Cfr. Hurtado 1995: 10
[4] Cfr. Bailón 1993: 15
[5] Cfr. Bailón 2004: 77  
[6] Cfr. Bailón 2004: 84
[7] Cfr. Pontificia universidad Católica del Perú 2002
[8] Cfr. Degregori 2000
Música chicha
Muchacho Provinciano, Chacalón y la Nueva Crema

Música afroperuana

Se originó aproximadamente en el siglo XVI, de una mezcla entre la cultura africana con la peruana. Luego de la llegada de los españoles, ellos trajeron consigo esclavos africanos debido a la falta de mano de obra indígena en la minas. Ellos eran violentamente sacados de sus tierras y traídos en buques llamados “Ataúdes” para ser vendidos como esclavos a los españoles. Es ahí que se genera un choque de culturas entre los africanos traídos y los indígenas peruanos por sus diferentes costumbres y por el tiempo que empleaban a desarrollar sus labores diarias. Los esclavos negros al no tener instrumentos, armaban los suyos propios como el tambor, el checo (que posteriormente sería el cajón), sonajeros y otros . Estas actividades las llevaban a cabo en sus tiempos libres como un medio de diversión o relajamientos debido al constante trabajo duro que les encargaban. Se puede ver la importancia de la música afroperuana desde dos perspectivas la primera en base a la contribución como estilo musical:


“El folklore urbano y rural ha recepcionado, sea como modalidad de catequización o simplemente de aceptación festiva, una serie de músicas, danzas y canciones de negros. En esta direcci6n son Famosa las danzas de los diablos, la adoraci6n del Niño Jesús, y la zamacueca”. (Kapsoli 1986:4)

La segunda en base al tributo de la coalición de la cultura negra a la sociedad peruana. Así pues, en el siglo XIX, las personas afroperuanas se valían de las danzas y la música para conseguir aceptación de clases sociales más elevadas. Sin embargo, a pesar de está supuesta aceptación de parte de “la clase dominante”, en las fiestas se dividía a la gente de alcurnia que bailaba vals y la gente de clase baja quienes bailaban el alcatraz, la zamacueca, etc.

“(…) muchas de las prácticas musicales asociadas predominantemente a la población afroperuana empiezan a caer en desuso a principios del siglo XX debido a diversos prejuicios sociales y raciales por parte de las clases altas, las cuales veían estos bailes como vulgares e indecentes”. (León 2010: 201)
Así se da una enorme presión social para que los negros se acoplen a cultura criolla, haciendo que sus danzas, festejos y demás costumbres desaparezcan de las demostraciones públicas y sus tradiciones vayan quedando en el olvido. Es por ello, que la música criolla y la música afroperuana eran consideras dentro de un mismo repertorio, pero en los años 50 se da su separación, cuando se empiezan a formar espectáculos de música estrictamente afroperuana, los cuales se dan gracias a un movimiento de revitalización cultural, el cual fue influenciado principalmente por la corriente “africanista” .

Hoy en día, la música afroperuana es considerada una gran parte de las costumbres peruanas, e incluso en la presente década el folclor afroperuano es investigado, su origen, sus danzas y sus géneros; y se busca trasmitir todo esto para seguir su legado, ya que es considerada una parte importante del patrimonio nacional


Bibliografía

1. CAMPOS YATACO, Eduardo (2010) LA práctica musical de la población negra en Perú - Chalena Vásquez (consulta: 5 de noviembre del 2010) (http://caneteartenegro.blogspot.com/2010/08/la-practica-musical-de-la-poblacion.html)

2. GUERRERO RAMÍREZ, Arturo y otros (2006) 361 Experiencias de la apropiación social del patrimonio cultural y natural. Volumen 5 de Somos patrimonio Bogotá: Convenio Andrés Bello

3. LEÓN, Javier (2010) A tres bandas. Mestizaje, sincretismo e hibridación en el espacio sonoro iberoamericano: Música tradicional y popular en la costa peruana. España: Akal

4. PRO SANTANA, Martha (2006) Derechos humanos desafíos y perspectivas de las y los afroperuanos. Nueva York.

5. UNIVERSIDAD JOSÉ CARLOS MARIATEGUI (2010) La música negra (consulta: 07 de Septiembre del 2010) (http://www.ujcm.edu.pe/mariateguino/musica-criolla-peru.php )

6. KAPSOLI, Wilfredo (1986) ESCLAVITUD DE NEGROS EN EL PERÚ (consulta: 5 de noviembre) (http://www.cedet.net/ESCLAVlTUD%20DE%20NEGROS%20EN%20EL%20PER%DA.pdf)


Música afroperuana

Música afroperuana en Chincha

domingo, 7 de noviembre de 2010

Música criolla

La música criolla tiene sus inicios en el siglo XIX, en un Perú que comenzaba a ser república y el mestizaje ya estaba instalado en la cultura peruana. Nace de las influencias de la música española traída, difundida principalmente en la costa, que se fusionan con los ritmos locales. De esta manera, la música también es evidencia del mestizaje.[1]

Criollo se les llamaba a los hijos de los españoles nacidos en América. Estos eran la clase dominante en la etapa colonial. Sin embargo, en el siglo XX perdieron hegemonía. En la actualidad, sirve para describir la cultura hispanoamericana. [2]
Dentro de la música criolla, se encuentran géneros como la polca, la música afroamericana y el vals peruano. Todos resultados de fusiones de dos culturas, ya sea la de los de origen polaco, los esclavos africanos o los españoles, respectivamente.[3]
Muchos cantantes del vals criollo hicieron historia cantando sobre temas que llegaran al pueblo, canciones que hablaran de ellos. Las canciones hablaban sobre personajes de la sociedad del mestizaje.[4]

Como nos explica la siguiente cita:
“Felipe Pinglo madura y se convierte en el consolidador del valse. Su melodía, definitivamente mestiza, elegente y sobria. Pero es en la letra donde cambia todo el ambiente. Su preocupación por los problemas sociales, hacen que le cante al "Canillita", al "Plebeyo", a la "Pobre Obrerita", a "Jacobo el leñador". Es Pinglo quien le abre las puertas de la poesía al valse. Por ahí regresan Amparo Baluarte, Serafina Quinteras y César Miró.”[5]

La cita nos demuestra que las letras de las canciones criollas fueron esenciales para expresar los problemas sociales, las inquietudes y preocupaciones de personas comunes que vivían el día a día.

La música criolla se podría considerar como la que mejor representa esa mezcla de culturas que somos los peruanos. Además, que cada peruano distinto al otro tiene formas, también, distintas de expresarse, que finalmente se refleja en los diversos géneros que abarca la misma música criolla.

Actualmente, la música criolla representa la cultura peruana principalmente costeña. Al escuchar esta música nos remontamos a la Lima antigua, al nacimiento de la república, al inicio de la peruanidad.


Bibliografía
  1. AMIGOS DE VILLA (2010) Sitio web acerca del distrito de Villa El Salvador que contiene, además, información acerca del Perú y su cultura (consulta: 01 de Noviembre) (http://www.amigosdevilla.it/musica/musica/criolla.htm)
  2. IABPERU (2010) Sitio web dedicado a promover la cultura peruana, en general. Ofrece todo tipo de información cultural acerca del Perú, además, ofrece noticias y espacios de comunicación. (consulta:01 de Noviembre)(http://www.peru.com/otros_especiales/especial_criollo_2001/historia/)
  3. RCP WEBS (2010) Sitio web acerca de la Música Criolla y sus diferentes aspectos. Además, la página tiene un propósito cultural. (consulta: 01 de Noviembre)(http://www.yachay.com.pe/especiales/criollo/represen.htm)
  4. LUCENA, Nuria(2003) Enciclopedia Larousse. 9na Edición. Colombia: SPES Editorial
  5. EDITORIAL SOL 90 (2003) Personajes del Perú y del Mundo. Tomo 12.Barcelona: El Comercio
  6. EDITORIAL SOL 90 (2003) Historia Universal. Tomo 10. Barcelona: Empresa Editora El Comercio.


[1] Cfr. Amigos de villa (2010)
[2] Cfr. Lucena (2003)
[3] Cfr. IABPERU (2010)
[4] Cfr. Personajes del Perú y del mundo (2003)
[5] Cfr. RCP WEBS (2010)
Música Criolla
Gianmarco cantando la famosa canción El Plebeyo de Felipe Pinglo.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Música barroca

Los españoles que llegan al Perú en el siglo XVI eran hombres de armas y de fe. Por eso, los religiosos los acompañaron y se valieron de la música para catequizar a los hombres andinos, a quienes se les enseñaban los cantos gregorianos. Esto desencadenó un mestizaje musical. Los centros musicales de la época se establecieron en los centros religiosos, siendo los principales los de Cusco, Lima y Trujillo. [1] Uno de estos importantes centros, hasta hoy, es la biblioteca del seminario cuzqueño de San Antonio de Abad, el cual conserva alrededor de 318 piezas de música barroca, siendo la mayoría de carácter vocal.[2] Los indios asimilan, así, la nueva fe y su música rápidamente y produjeron obras propias en lengua vernácula y acerca de motivos autóctonos. A pesar de que, en el siglo XVII,  las disposiciones inquisitoriales exigían la extirpación de idolatrías para abolir las expresiones nativas, en 1631, aparece la primera polifonía quechua religiosa en América: en el libro Ritual Formulario e Institución de Curas, el franciscano Juan Pérez Bocanegra publicó Hanac Pachap, que demuestra el sincretismo cultural y religioso de la época al resaltar a un Dios cercano a través de metáforas sobre el amor y la naturaleza, muy familiares para los indios.[3]   
En el siglo XVII, recién se asienta el barroco y es el villancico español la forma musical más usada por la Iglesia. Es recién en el siglo XVIII donde músicos autóctonos, como José de Orejón y Aparicio, cobran mayor protagonismo. Sin embargo, los músicos peninsulares son los que destacaron más en un inicio[4] y continuaron haciéndolo gracias a La Púrpura de la Rosa (Lima – 1701) de don Tomas de Torrejón y Velasco, su única obra profana importante y la primera ópera de América.[5]
Roma, ante la realidad americana, debe permitir manifestaciones culturales cristianas locales para continuar estableciendo un culto público y oficial en estas tierras. Es así que, en el siglo XVII, clasifica a la música religiosa, siendo las principales la litúrgica y para- litúrgica. La primera era representada por los cantos gregorianos y su naturaleza monódica, reconocido como legítima por la Iglesia. La segunda, representado por el motete y su polifonía, era concebida como una corrupción de la monodia gregoriana, siendo necesaria su aprobación antes de ser ejecutada en las ceremonias. Ambos tenían que ser escritos necesariamente en latín. Pero, debido a la creatividad de los artistas locales, los obispos de varias diócesis tuvieron que aceptar composiciones en lenguas vernáculas, lo cual llevó a la confusión entre lo litúrgico y lo para-litúrgico.[6]      
Es así que, en las celebraciones litúrgicas de la Iglesia, se da paso al uso de lenguas vernáculas y de la polifonía en la música barroca, las cuales también se usaban en el oficio divino de santificar, por medio de su rezo, las principales horas del día (horas canónicas), clasificadas en horas mayores y horas menores donde se recitaban oraciones, salmos y lecturas. Eran las horas mayores las que requerían de composiciones polifónicas, especialmente en el Corpus Christi, Navidad y festividades marianas.[7]  

Bibliografía
  1. BOLAÑOS, César, QUEZADA, José y otros (2007) La música en el Perú. 2da ed. Lima: Fondo Editorial Filarmonía.
  2. TELLO, Aurelio (1998) Música Barroca del Perú. Siglos XVII-XVIII. Lima: Asociación Pro Musical Coral.
  3. ARROSPIDE, César (2000) Introducción al Estudio de la Historia de la Música (De la Antigüedad al Barroco). Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú.
  4. JUNCHAYA, Rafael (2010) Historia de la música peruana desde el Barroco a la actualidad (consulta: 19 de octubre del 2010) (http://webspace.webring.com/people/fr/rjunchaya/Historia.html#Barroco)
  5. PERÚ BARROCO (2010) Sitio web que brinda información acerca del arte barroco en el Perú (http://www.imaginexxi.com/elbarrocoperuano.html) (consulta: 19 de octubre del 2010)
  6. CANTERA DE SONIDOS (2010) Sitio web con información acerca de temas de historia y música del Perú (http://canteradecanterurias.blogspot.com/2007/11/rescate-de-la-msica-barroca-de-san.html) (consulta: 19 de octubre del 2010)


[1] Cfr. Música clásica peruana 2010

[2] Cfr. Cantera de Sonidos 2007

[3] Cfr. Bolaños 2007: 75-76
[4] Cfr. Junchaya 2010
[5] Cfr. Perú Barroco 2010
[6] Cfr. Arrospide 2000: 146-147
[7] Cfr. Tello 1998: 18

Música barroca en el Perú

Hanac Pachap

Música en los Andes

Algunas de las formas de origen incaico tenemos: Harawi, que es una canción cuyas melodías expresan sentimientos del alma. Dentro de su contexto, se le cantaba a la ingratitud de la amada; ello involucraba las penas de amor[1]. Otro seria el Huayno. Esta es de expresión más festiva y alegre y conocida hasta la actualidad; y por ultimo; el Trilla-takiy, cantos que se ejecutaban durante la trilla (separar el grano de la paja)[2]
Como principal característica, en el desarrollo de este arte, se tiene que la música incaica se componía en cinco notas musicales (Pentatónica). Cabe señalar que de todo lo adquirido por otras culturas, respecto a la música, adaptaron lo adquirido elaborando instrumentos de viento y percusión; entre ellos están las quenas y flautas (antara, pincullo), los tambores, entre otros. Los cuales, dentro del proceso, fueron instrumentales en sus inicios y, adicionalmente, con el paso de los años, se introdujo la voz como elemento importante de su estructura[3]. Además, es importante no dejar de lado la influencia que tuvo su ejecución –de la música- durante las labores agrícolas del Estado. Las tareas de campo se convertían en agradables reuniones. Sin dejar de lado, que los instrumentos musicales empleados en dichas manifestaciones, eran diversos según las danzas a interpretar en la celebración[4].
 El desarrollo de la música durante el periodo del Tahuantinsuyo siempre estuvo ligado con la danza; la cual fue imaginativa y expresiva. Por medio de esta, el pueblo expresaba su fe, sus esperanzas, temores y su forma de honrar a sus deidades. Además, se sabe que el hombre andino, en cuanto a su principal divinidad que es el sol, poseía cantos rituales muy importantes, algunos de ellos aun se conservan, a pesar de que las autoridades católicas intentaron hacerlo desaparecer en su momento. Algunos de ellos aun se practican y se exhiben. Estos son los cantos rendidos al Inti (sol), el agua,  la Pachamama (madre tierra), y en una de las fiestas más conocidas: el Inti Raymi (fiesta al sol), entre otros[5].
Es por ello, que hoy, se puede reconocer que la música andina posee dos rasgos preeminentes. La primera tiene que ver con el ámbito rural con una presencia en lo colectivo y ritual. De tal modo que es utilizada en distintas actividades religiosas y también, como parte de la meditación o el pastoreo. La segunda característica se basa en que es una música andina que ha evolucionado dentro de un ámbito urbano. Teniendo más proyección y difusión por agrupaciones que han llevado esta música fuera del continente. Uno de sus representantes más conocidos e influyentes los Kjarkas[6].
No cabe duda de que la música andina es una de las tantas creaciones artísticas más impresionantes que se produjeron durante el periodo del Tahuantinsuyo. El folklore andino, principalmente, caracterizado por tener en sus contenidos sentimientos de tristeza, veneración, culto hacia sus divinidades. La música y el canto siempre estaban acompañados con instrumentos de viento. A pesar del  proceso de desestructuración por el que atravesó el Tahuantinsuyo, algunas de las prácticas ancestrales han podido mantenerse y de alguna manera adecuarse al nuevo régimen.


[1] Cfr. Curatola 1994
[2] Cfr. Juarez 2010
[3] Cfr. Mansilla 2003
[4] Crf. Bolandi 2002
[5] Cfr. Municipalidad Del Cusco 2010
[6] Cfr. Mansilla 2003

 
BIBLIOGRAFIA
1.- MANSILLA, Victor (2003)  La música en el Perú. Cusco: Universidad Nacional de San Antonio de Abad
2.- CURATOLA, Marco (1994) Historia y Cultura del Perú. Lima: Universidad de Lima.
3.- BOLANDI, Cindy (2002) La música inca: un legado de la cultura precolombina en la actualidad. Lima: fondo editorial PUCP
4.- JUAREZ, Juan (2010) Música Inca (consulta: 19 Octubre 2010) (http://www.angelfire.com/music6/jsua02/Inca.html)
5.-  MUNICIPALIDAD DE CUSCO (2010) Contiene información acerca de la música inca y eventos en el Perú. (Consulta: 19 de octubre del 2010) (www.municusco.gob.pe)
6.- ANTOLOGIA (2010) Contiene información acerca de los instrumentos musicales utilizados en la época incaica e información pertinente. (Consulta: 19 de octubre del 2010) (http://antologia.galeon.com/incaico9.html)

Instrumentos Musicales Andinos
 
 
VALICHA (Valeriana): Huayno originario del Cusco

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Presentación y justificación del tema la música en la historia del Perú

Esta parte del trabajo solo fue desarrollada por lo siguientes integrantes:

  • Andia, Carla
  • Mescua, Angel
  • Villacorta, Claudio 

Pertinencia y explicación del tema

El tema escogido es la música en la historia del Perú. Consideramos que este tema es relevante, porque la música es expresión propia del sentir y pensar de las personas a través de las épocas: a través de instrumentos musicales, temas en las canciones y géneros así formados, podemos ver claramente cuál era el contexto en el cual la gente estaba viviendo, cuál eran las ideas predominantes acerca de su realidad y su postura, expresada en sus expresiones artísticas, como la música, acerca de la misma. La historia contemporánea no se limita a la fría narración de hechos resaltantes, especialmente en el ámbito político, con fechas y nombres claves, sino que tiene por principal premisa que todo tiene una historia y todo es fuente válida para comprenderla. Así, y como es el objetivo del curso enseñarnos la historia por la vía contemporánea, las artes poseen una vida histórica válida que nos muestran la configuración del hombre en distintos períodos. Nosotros, como ya lo hemos mencionado, nos dedicaremos al arte de la música desde el Tahuantinsuyo hasta la época actual, específicamente en lo referente a la música chicha. Los tiempos cambian y los temas también y la música no está vetada de esos cambios y, más bien, nos ayudan a entender qué es lo que pasaba y pasa por las mentes de las personas.

La noticia que ha motivado dicha investigación es la referente a un artículo periodístico en el diario Perú 21 publicado el domingo 29 de agosto del 2010. En la sección de Escenarios, nos llamó la atención un pequeño informe acerca de Michael Jackson en donde se menciona que si estuviera vivo aún, tendría ya la edad de 52 años. En el artículo se hablaba de él y su trayectoria que lo marcaban como el ícono musical más resaltante, el famoso “Rey del Pop”. A raíz de esta noticia, nos preguntamos insistentemente cómo la música puede marcar la vida diaria, marcar tendencias y servir de guía para muchas personas. Todo ello lo trasladamos al contexto del curso y las ideas fueron aflorando de acuerdo poco a poco hasta tomar la decisión definitiva de ahondar en el tema en la historia del Perú.

Justificación de los hitos

Música en los Andes

Durante el Tahuantinsuyo es donde el ayllu inca demuestra su superioridad administrativa para consolidar uno de los más famosos imperios prehispánicos en América. Y, al igual que todo grupo humano, las expresiones intelectuales y artísticas salieron a flote. Es así que su maestría en cuanto al aprovechamiento de los saberes de cada pueblo andino que lo antecedió se vio consolidada en un gran sistema basado en los principios de reciprocidad y redistribución teniendo como cabeza al inca cuzqueño. Sin embargo, no fueron solamente elementos tecnológicos los que fueron acogidos, sino que también el arte fue parte de esta absorción de saberes andinos y, en especial, la música, inclusive desde tiempos pre incas, jugó un papel importante en el desarrollo de las actividades del hombre de aquel territorio. Acompañado por instrumentos musicales y danzas, la música era un elemento imprescindible en medio del pueblo y representaba cada acción humana de aquel lugar, desde el trabajo hasta los ritos y ceremonias. Y, de igual manera, es importante ahondar en su estudio, pues conforma una fuente importante de información acerca del sentir y pensar de nuestros antepasados, de cómo vivían y de cómo interpretaban el mundo.

Música barroca

Con la llegada de los españoles, su dogma de fe también arribó bajo la tutela de la Iglesia Católica, quien tuvo como misión básica mantener la fe cristiana entre los conquistadores y difundirla en el Nuevo Mundo. Actualmente, se puede observar cómo la música es un elemento representativo en las asambleas cristianas que crea un ambiente idóneo para el encuentro con Dios y su doctrina. Inclusive, en época navideña, los clásicos villancicos resaltan temas religiosos sobre el nacimiento de Jesús y el amor entre prójimos. ¿Cómo es que se ha llegado a este punto actual? ¿Por qué la música sigue siendo un elemento importante en la evangelización? Todo ello se remonta desde el siglo XVI en adelante, con la presencia española en el Perú y el desarrollo de la música barroca, conservada especialmente por parte de la Iglesia Católica. Es importante saber acerca de ello, porque marca un hito en materia de la influencia de la actividad española en el Perú.

Música criolla

El criollo, hijo de españoles nacido en las Indias (es decir, en América), era un personaje que se desenvolvía en un mundo un tanto extraño para él: las costumbres españolas le parecían ajenas a su realidad, pero no podía negar que eran parte de su vida por el linaje del cual era parte. Sin embargo, en vez de preferirlas, acogió a aquellas, que se descubrían propiamente en tierras de la Colonia. La vida económica, política y social, si bien tenía raíces hispanas, no pudo negar poseer sus particularidades americanas y finalmente salieron a flote. Es así que también el arte se configuró a imagen y semejanza de su medio y adquirió características diferenciales al de su pariente español: entre tantas expresiones artísticas, el de la música criolla es la más resaltante y expresa, no solamente la creatividad del americano en materia artística, sino la adaptación de una expresión humana al nuevo mundo. ¿Cómo nació? ¿Qué particulares aportaciones ofrece? Son algunas preguntas que, más allá de enriquecer nuestros saberes previos, develarán el uso de un asombroso vehículo de subsistencia de la clase criolla, quien, a punta de cantos y de cajón, clamaba la posesión de una identidad y de un lugar en la historia.

Música afroperuana

Se originó aproximadamente en el siglo XVI, de una mezcla entre la cultura africana con la peruana. Luego de la llegada de los españoles, ellos trajeron consigo esclavos africanos debido a la falta de mano de obra indígena en la minas. Ellos eran violentamente sacados de sus tierras y traídos en buques llamados “Ataúdes” para ser vendidos como esclavos a los españoles. Es ahí que se genera un choque de culturas entre los africanos traídos y los indígenas peruanos por sus diferentes costumbres y por el tiempo que empleaban a desarrollar sus labores diarias. Los esclavos negros al no tener instrumentos, armaban los suyos propios como el tambor, el checo (que posteriormente sería el cajón), sonajeros y otros. Estas actividades las llevaban a cabo en sus tiempos libres como un medio de diversión o relajamientos debido al constante trabajo duro que les encargaban. Se puede ver la música importancia afroperuana desde dos perspectivas la primera en base a la contribución como estilo musical y la segunda en base al tributo de la coalición de la cultura negra a la sociedad peruana.

Música chicha

A principios de los años 40, se produjo una gran oleada de migración interna de diversos departamentos andinos hacia la capital Lima en busca de trabajo y bienestar. Luego de algunos años, el sentir provinciano se hacía más notable por su gran empeño y búsqueda de oportunidades. Ya en los 80, fueron surgiendo diversos géneros musicales, que identificaban a esa gran parte de la población; es así que, con mucho esfuerzo y dedicación, algunos grupos entremezclaron el sentimiento provinciano con melodías que llegan hasta hoy en día al corazón de varias personas. Es así que el género de cumbia peruana, más conocido como CHICHA, nació y fue partícipe de la descolonización de los géneros extranjeros para poder identificar y subrayar un género nuestro, el cual varias veces ha sido marginado e incomprendido. Resulta importante reconocer a esta gran otra parte del Perú, la de los migrantes, la gran influencia que poseen y los beneficios que brindan a todo el país; por otro lado, saber sobre el pensamiento y la necesidad con la cual nos desenvolvemos, y muchas veces nos desentendernos, nos ayudará a comprender a personas que creemos que son diferentes a nosotros. Lo anterior sin duda marca un hito en la historia en el Perú, esto, con el pasar de los años será recordado y, por qué no, venerado como un suceso de trascendencia territorial y serán agradecidos todos los que en algún momento sufrieron y ayudaron a que un país, de la mano de sus gobernantes, salga a flote en el competitivo mundo de los países en desarrollo; esto, también, de la mano de un género musical que supo albergar cualquier angustia o fatiga en el proceso.


Bibliografía (textos)

1. BOLAÑOS, César, QUEZADA, José y Otros (2007) La música en el Perú. 2da ed. Lima: Fondo editorial Filarmonía.

2. CURATOLA, Marco (1994) Historia y Cultura del Perú. Lima: Universidad de Lima.

3. ROMERO, Raúl (1993) Música, danzas y máscaras en los Andes. Lima: Fondo editorial PUCP.

4. ROMERO, Raúl (2008) Fiesta en los Andes: ritos, música y danzas del Perú. Lima: Fondo editorial PUCP.

5. ZANUTELLI, Manuel (1999) Canción criolla: memoria de lo nuestro. Lima: Ediciones La Gaceta.


Bibliografía (páginas web)

1. HURTADO, Wilfredo (1997) La música y los jóvenes de hoy: los hijos de la chicha (consulta: 01 de Setiembre del 2010) (http://www.cholonautas.edu.pe/modulos/biblioteca2.php?IdDocumento=0099)

2. AMIGOS DE VILLA (2010) Sitio web acerca del distrito de Villa El Salvador que contiene, además, información acerca del Perú y su cultura (consulta: 02 de Setiembre del 2010) (http://www.amigosdevilla.it/musica/musica/criolla.htm)

3. CEMDUC (2009) Página web del Centro de Música y Danza del Pontificia Universidad Católica del Perú (consulta: 02 de Setiembre del 2010) (http://www.pucp.edu.pe/cemduc/documentos/parte2.pdf)

4. JUNCHAYA, Rafael (2010) Historia de la Música Peruana desde el Barroco a la actualidad
(consulta: 02 de Setiembre del 2010) (http://webspace.webring.com/people/fr/rjunchaya/Historia.html#Barroco)

5. PERÚ BARROCO (2010) Sitio web con información acerca del barroco musical peruano en los tiempos del domnio español (consulta: 02 de Setiembre del 2010) (http://www.imaginexxi.com/elbarrocoperuano.html)

6. UNIVERSIDAD JOSÉ CARLOS MARIATEGUI, La música negra (consulta: 07 de Septiembre del 2010)( http://www.ujcm.edu.pe/mariateguino/musica-criolla-peru.php )


Noticia de Michael Jackson que impulsó el tema para la investigación